Adolescente bebió 3 vasos con té verde por día. ¿Qué le pasó? Dejó aturdido a los médicos.

Una adolescente de Inglaterra experimentó problemas con náuseas, mareos y dolores en el cuerpo, por lo que después de visitar al médico se le recetaron algunos anti – bióticos para tratar la infección del tracto urinario. Ella tomó 2 dosis de los medicamentos, pero se sintió más enferma, por lo que corrió a la sala de emergencias en un hospital local. Su piel y sus ojos se tornaron amarillos, una clara indicación de que sufría de ictericia. Su estado era considerado serio en este punto y necesitaba atención crítica. Se creía que tenía hepatitis, porque su hígado estaba inflamado e hinchado.

Según la niña de 16 años, no viajó recientemente al extranjero, ni había tomado ningún medicamento ilegal y no había consumido alcohol. Además, nunca había tenido una transfusión de sangre. Después de más preguntas, los médicos descubrieron que había pedido 2 cajas de té verde de China y que había estado bebiendo 3 tazas diarias. La razón por la que lo compró fue que creía que le ayudaría en la pérdida de peso y control del apetito. Ella no era capaz de leer o entender las instrucciones, ya que estaban escritas en chino, por lo tanto no tenía la menor idea de lo que estaba bebiendo. Se obtuvo una muestra del té y luego se probó. Cuando se hicieron los resultados, se le dijo que dejara de beberlo. Según las pruebas, el té contenía Camellia sinesis, un tipo de arbusto de hoja perenne cuyas hojas se utilizan en la elaboración de diferentes tipos de té, incluido el té verde. Los ingredientes fueron la principal causa que condujo a la condición de la adolescente y se ha conectado con el daño hepático en las mujeres que utilizan suplementos de té verde y extractos. Los pacientes en algunos casos sufrían de daño hepático severo, causando incluso la muerte. Hay una alta posibilidad de que otros productos químicos estén presentes para añadir más fuertes efectos a la pérdida de peso.

El caso de esta adolescente, tal como está escrito en la revista BMJ Case Reports por los médicos que indican que existe un potencial de hepatitis inducida por pesticidas, especialmente de productos menos regulados ordenados de países en desarrollo a través de Internet. Se insta a tener cuidado al comprar esos productos.

Por suerte, la niña se recuperó rápidamente y 2 meses después de detener el consumo de té verde su hígado comenzó a funcionar normalmente de nuevo. Su caso ha sido utilizado por los médicos para resaltar que el consumo excesivo de té verde puede conducir a enfermedades del hígado y una gran cantidad de sus variedades que a menudo prometen pérdida de peso pueden contener sustancias nocivas, incluidos los plaguicidas.

Si estás bebiendo té verde, asegúrate de que la marca es conocida y limita la ingesta a una cantidad segura.



Tendencias de Día:

loading...

Contenido Relacionado:

Dinos lo que piensas...

Bloqueador de anuncios detectado (Adblock)

Nuestro sitio web se hace posible mediante la visualización de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios (Adblock).

Refresh

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies