Estos analgésicos naturales eliminan el dolor más rápido, más seguro y mejor que la aspirina.

La aspirina es el analgésico más popular del mundo y generalmente se toma contra la fiebre, los dolores de cabeza o contra los problemas cardíacos. Es uno de los medicamentos de venta libre más usados, pero también es uno de los peores. El uso a largo plazo de la aspirina tiene efectos secundarios adversos tales como indigestión, náuseas, úlceras y ardor de estómago. Debido a los efectos negativos sobre nuestra salud, los expertos recomiendan abandonar la píldora y tratar la fiebre, los resfriados y los dolores de forma natural.

Aquí hay 7 analgésicos naturales que funcionan mejor que la aspirina

1. Magnesio

El magnesio es un mineral poderoso que puede prevenir el dolor muscular, así como el dolor en las articulaciones. Se suele tomar en casos de calambres musculares, para obtener mejores resultados, los expertos sugieren tomar baños de sal de Epsom que pueden aliviar el dolor y la inflamación en los músculos.

2. Bromelina

La bromelina es el ingrediente activo de la piña que tiene poderosas propiedades analgésicas. De acuerdo con los estudios, la bromelaína disminuye los niveles de prostaglandina en tu cuerpo que se han conocido por desencadenar la inflamación, lo que lo hace muy beneficioso para las personas que sufren de artritis y otras condiciones inflamatorias.

3. Cúrcuma

La cúrcuma es otro analgésico natural que es superior a la aspirina y el ibuprofeno. Sus propiedades analgésicas se deben principalmente a la presencia de curcumina, un compuesto que puede combatir diferentes tipos de dolor.

4. Clavos de olor

Los clavos están llenos de aceites volátiles y flavonoides que pueden aliviar el dolor, así como un compuesto anti – inflamatorio conocido como eugenol. Los clavos pueden tomarse en forma de píldora, polvo o cápsula y son beneficiosos contra las náuseas, los resfriados y la gripe.

5. Aceite de mostaza

La aplicación de aceite de semilla de mostaza en el área afectada puede mejorar el flujo de sangre al tejido y aliviar el dolor. Las semillas de mostaza son ricas en magnesio, selenio y omega 3 que pueden aliviar la inflamación y tratar la artritis y las condiciones inflamatorias similares.

6. Aceites anti – inflamatorios

Hay muchos aceites esenciales anti – inflamatorios que pueden tratar diferentes problemas de salud. Para aliviar los dolores de cabeza, debes frotar un poco de aceite de menta o lavanda en el cuello, las sienes y la frente. Para tratar los calambres musculares o tratar el dolor de la fibromialgia, frotar el aceite de menta en el área debe ayudar.

Los síntomas artríticos se pueden reducir aplicando aceite de árnica en la zona afectada unas pocas veces al día, mientras que el aceite de linaza frotado en las muñecas puede aliviar el síndrome del túnel carpiano. Para los calambres durante el síndrome premenstrual, puedes tomar 1.5 g de aceite de onagra en el inicio de tu período.

7. Compresas calientes y fríos

La combinación de compresas calientes y frías en el área afectada hará maravillas para la inflamación. La compresa fría promueve la curación y puede aliviar la hinchazón, mientras que la compresa caliente relajará la zona una vez que la inflamación baje. Compresas calientes son especialmente eficaces contra la artritis, el dolor en las articulaciones y la rigidez.



Tendencias de Día:

loading...

Contenido Relacionado:

Dinos lo que piensas...

Bloqueador de anuncios detectado (Adblock)

Nuestro sitio web se hace posible mediante la visualización de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios (Adblock).

Refresh

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies