La receta de caldo de ajo que me devolvió la salud

¡El ajo es solo una potencia de propiedades medicinales! Muchas civilizaciones antiguas como los romanos, griegos, egipcios y chinos han utilizado este remedio natural para tratar diferentes enfermedades.

La efectividad del ajo se debe a su compuesto activo conocido como alicina, un compuesto sulfúrico que se activa cuando el ajo es triturado, picado o masticado.

A pesar de que tiene un fuerte olor, el ajo tiene un sabor increíble, ¡y no temas incorporarlo a tu dieta diaria! ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Beneficios para la salud del ajo

Lucha contra la enfermedad

Se ha demostrado que el ajo reduce la cantidad de resfríos en los pacientes. Además, reduce los síntomas y durará solo 1 día.

Reduce la presión arterial

El ajo también tiene la capacidad de reducir la presión arterial. Si no quieres comer ajo debido a su fuerte sabor, puedes usar suplementos de ajo también. Ellos son extremadamente beneficiosos. De hecho, son mejores que los medicamentos para la presión arterial alta (como Atenolol) que solo pueden causar efectos secundarios y provocar complicaciones adicionales.

Mejora los niveles de colesterol

El ajo puede ayudarte a tratar eficazmente el colesterol alto. Muchos estudios mostraron que los suplementos de ajo pueden reducir los niveles de colesterol malo en un 15%.

Protege contra la demencia y enfermedad de Alzheimer

El ajo es rico en antioxidantes que pueden destruir los radicales libres responsables de la aparición de muchas enfermedades neurodegenerativas. Para prevenir estos problemas, asegúrate de incluir ajo en tu dieta diaria.

Desintoxica los metales pesados

Un estudio que incluyó personas que trabajan en una fábrica donde estuvieron constantemente expuestos a niveles extremadamente altos de plomo mostró que 3 dosis de ajo al día lograron reducir las cantidades de plomo en un 20%.

Otros beneficios para la salud del ajo incluyen:

  • Aumenta la fortaleza ósea
  • Mejora el rendimiento atlético
  • Rico en nutrientes y bajo en calorías

Si estás buscando nuevas maneras de incluir ajo en tu dieta, ¡revisa la increíble receta a continuación!

Caldo de ajo contra la gripe y los resfriados

Ingredientes

  • 2 cabezas de ajo
  • Pimienta recién molida y sal kosher (al gusto)
  • 1 puñado de hierbas (por ejemplo, salvia, perejil y cilantro)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

Preparación

  1. Toma una de las cabezas de ajo, córtala horizontalmente y déjala a un lado. Toma el segundo y separa los dientes. Pélalos y aplástalos. En una cacerola grande, agrega el aceite de oliva.
  2. Calienta a temperatura media y agrega los dientes de ajo machacados. Cocínalos hasta que estén suaves y dorados.
  3. A continuación, agrega medio galón de agua y déjalo hervir. Agrega las hierbas y la otra cabeza de ajo y deja que hierva a fuego bajo durante 40 minutos hasta que el caldo se reduzca a la mitad.
  4. Agrega un poco de pimienta y sal. Asegúrate de colar el caldo de ajo. ¡Disfruta!


Tendencias de Día:

loading...

Contenido Relacionado:

Dinos lo que piensas...

Bloqueador de anuncios detectado (Adblock)

Nuestro sitio web se hace posible mediante la visualización de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios (Adblock).

Refresh

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies