Todo paciente de cáncer deberia adoptar inmediatamente la dieta alcalina

Si has sido diagnosticado de cáncer, algunos cambios en la dieta aumentarían tus posibilidades de curación, independientemente del tipo de tratamiento que estés siguiendo.

La nutrición es muy importante para tratar y prevenir males como el cáncer, y las personas diagnosticadas con cáncer deben ser informadas que la adopción de una dieta alcalina, integradas principalmente por verduras, pequeñas cantidades de frutas, proteínas y granos, podrían ayudar a prevenir y curar el cáncer.

Te especificó 6 cambios en la dieta que debes hacer si has sido diagnosticado de cáncer para ayudar en tu curación junto con los tratamientos que estés siguiendo para ello.

TODO PACIENTE DE CÁNCER DEBERÍA ADOPTAR INMEDIATAMENTE LA DIETA ALCALINA

1. Adopta una dieta alcalina para bajar la inflamación y mejorar el pH intracelular

La forma de vida actual conduce a muchas personas a descuidar su alimentación y a llevar una dieta que incita la inflamación y el aumento de pH intracelular. Este estado es conocido como acidosis latente, sabido por ser la madre de tantas enfermedades, implicado el cáncer.

La dieta alcalina mejorará tu pH intracelular y es el mejor protector contra esa continua inflamación en tu cuerpo.

Esta dieta se apoya fundamentalmente en vegetales orgánicos de hoja verde, especias y hierbas, nueces y semillas, guisantes, lentejas, judías, coliflor y coles, brócoli, puerros y cebolletas, ajos, cebollas, acompañada con una pequeña cantidad, una taza o dos por día, de granos sin gluten como el arroz. Una porción de pollo orgánico, pescado o carne varias veces por semana, puede dar lugar a esta dieta saludable, además de 2 o 3 piezas de fruta fresca al día.

2. Elimina el azúcar

Las células cancerosas hacen más uso de glucosa por unidad de tiempo que otras células. El metabolismo del azúcar crea ácido, que también aporta a la progresión del cáncer. Una dieta elevada en azúcar elimina la función inmunológica al tiempo que incrementa los niveles de insulina en el cuerpo, concibiendo resistencia a la insulina. Esta resistencia a la insulina está también relacionada al cáncer. Así mismo, el azúcar procesado disminuye el magnesio en el cuerpo, lo que contribuye también al desarrollo del cáncer. Te aconsejo excluir de la dieta el azúcar en todas sus formas, inclusive los edulcorantes naturales como el agave y la miel.

3. Elimina el gluten

El gluten es fuente de inflamación, y la inflamación está vinculada con varias enfermedades incluidas el cáncer. Evita el consumo de granos altos en gluten como el trigo, centeno o de espelta, incluyendo los granos enteros. Elimina de tu dieta los cereales, pan, pasteles, las pastas, magdalenas, galletas, y otros productos horneados. Inclínese por granos enteros sin gluten como la quínoa, trigo sarraceno,  arroz, mijo y el amaranto.

4. Elimina los productos lácteos

Según un estudio hecho, la leche de vaca se ha ligado con el cáncer debido a la proteína caseína. Los productos lácteos conciben inflamación y promueven el mal del cáncer de manera igual a como lo hace el azúcar. Excluye de tu dieta todos los productos lácteos si estás batallando contra el mal del cáncer.

5. Usa aceite de oliva, aceite de aguacate y aceite de coco

Utiliza solamente en tu dieta aceite de oliva prensado en frío, aceite de coco natural o aceite de aguacate debido a que estos aceites son anti-inflamatorios. El aceite de coco tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas, por lo que hace un bien a las personas que tienen bajo el sistema inmune, como es el caso de los enfermos de cáncer. Excluye de tu dieta cualquier otro aceite como el de girasol, cártamo, canola o maíz, ya que la mayoría son aceites altamente tratados que pueden entorpecer la función de las células y por tanto impulsar el desarrollo del cáncer.

6. Otros cambios en la dieta

Debes suprimir el consumo de alcohol, también los zumos de frutas embotellados que contienen altas concentraciones de azúcar. Opta por prepararte tú mismo los zumos de frutas y verduras fresca. Disminuye el consumo de café a una taza al día, e incrementa el consumo de agua, té de jengibre, té de salvia, té verde y el té de menta como bebidas calientes y frías. Toma el zumo de un limón tantas veces al día, también zumo de zanahoria o remolacha, ya que son bebidas alcalinas.

Todas estas variaciones pueden parecer difíciles para el seguimiento de una dieta, pero es más fácil de lo que parece, solamente debes modificar tus recetas habituales por la inclusión de alimentos más saludables y excluir todo aquello que podría hacer proliferar un mal tan grave como el cáncer.

Si padeces de cáncer intenta hacer dichos cambios en tu dieta y apoyar así a los tratamientos que estás siguiendo para tu curación.



Tendencias de Día:

loading...

Contenido Relacionado:

Dinos lo que piensas...

Bloqueador de anuncios detectado (Adblock)

Nuestro sitio web se hace posible mediante la visualización de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios (Adblock).

Refresh

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies